miércoles 21 de agosto, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Agroforestal

El clima: La incertidumbre constante del agricultor

Agricultores locales esperan tener la cantidad de precipitaciones, como las que alguna vez -en años históricos- cayeron en la zona.


 Por ALEJANDRA SANCHEZ OCAMPO

27-04-2016_18-49-42agricultura_1920x700800x292

Para nadie son desconocidos los “inesperados” cambios climáticos que se han ido presentado en los últimos años, con lo que cada inicio estacional los agricultores comienzan un nuevo desafío: lidiar con el clima. Historia que se sabe cómo comienza, pero con un incierto final.

El clima es uno de los factores medioambientales que juega un papel muy importante en la agricultura, debido a cambios rotundos, inesperados y drásticos, ya sea en la temperatura y las lluvias, así como el aumento de la insistencia e intensidad de las sequías e inundaciones, variaciones que influyen fuertemente en este sector productivo, afectando directamente a pequeños y grandes productores en las diferentes zonas del país.

Como resultado de esto, los agricultores se enfrentan cada año a una alta incertidumbre, haciéndolos cada vez más vulnerables a los cambios de clima y el resultado de su producción.

 

EL COMIENZO DEL INVIERNO

Estamos en el inicio del invierno, estación del año a la que se relacionan la llegada de las lluvias y bajas temperaturas, situación que -inevitablemente- ha ido cambiando durante los últimos años, dejando con diversas pérdidas a más de alguno de los agricultores de la zona.

Hace algunas semanas, la dirección Meteorológica de Chile publicó el pronóstico climático para el comienzo del invierno, comprendiendo los meses de marzo, abril y junio. El que para esta zona se prevé normal.

Para tener una mayor claridad de este resultado y las cifras que presenta, la meteoróloga de meteochile, Claudia Villarroel, explicó que para la Provincia del Biobío, “con este trimestre el pronóstico que se da es normal, pero igualmente hay hartas incertidumbres, y eso hay que destacarlo, pero da en torno a lo normal, entonces la cantidad de precipitación que se pronostica, estaría dentro de ese rango estándar”.

Agregó que en comparación al año pasado debería estar mejor, recordando que el 2015 fue súper anómalo, porque no llovió en todo el primer semestre, y después en primavera fue más lluvioso, “ahora el año se debería comportar como un año normal, en el sentido de que empiezan las lluvias en invierno como corresponde y también en cuanto a la cantidad de precipitación, lo que es una buena noticia, porque ya hace varios años, que no tenemos un invierno normal, si no que más bien seco”.

A su vez, enfatizó que con las lluvias se esperan fríos, porque -justamente- después de un evento de precipitación se viene una masa de aire frío que provoca estas heladas,”como hay una mayor recurrencia de sistemas frontales, podría haber mayor recurrencia de heladas también. Sin embargo, en cuanto a esos eventos extremos, no se puede pronosticar climáticamente, nosotros solamente vemos una tendencia a la temperatura”, enfatizó Villarroel.

Por otra parte, con respecto a las sequías, la meteoróloga sostuvo que en relación a ese pronóstico se encuentran un poco “al debe”, “aún no se puede definir, si estaría en torno a lo normal o se va a convertir en un fenómeno de la Niña, lo más probable es que sea normal, por eso dio ese resultado”.

Finalmente, añadió que es importante tener en cuenta que el tema de la sequía es acumulativo, por lo no se puede recuperar de un año para otro, “según algunos estudios, tienen que pasar alrededor de dos años lluviosos para que se pueda recuperar la falta de agua, y nosotros ya llevamos casi 8 años con esta escasez”, concluyó.

 

EXPECTATIVAS DE LA AGRICULTURA LOCAL

Para los agricultores de la zona, este pronóstico trae muy buenas noticias, ya que en esta época la llegada del agua es muy bienvenida, para los suelos y su producción agrícola.

En esta línea, el presidente de Socabío, José Miguel Stegmeier, expresó que “esto es muy bueno. Nosotros como agricultores vivimos del agua, de la lluvia, lo que aseguren los embalses, entonces mientras más normal sea el invierno, con lluvias como corresponde, nosotros contentos. Estamos esperando el agua, que llegue como Dios manda”.

Agregó que en los últimos años lo que están viviendo ha sido sólo pérdida de precipitaciones, esperando que con este pronóstico la situación -ojalá- se vaya recuperando.

“Nosotros vivimos de la cantidad de agua de todos los años, necesitamos las lluvias y como corresponde, y ojalá tengamos ahora los 200 milímetros que tuvimos alguna vez en años históricos acá en lluvias”.

En relación a lo que va del año, Stegmeier sostuvo que no comenzó con buenos augurios, ya que durante todo el mes de marzo no se presentaron lluvias, y que con la llegada de abril y las reciente precipitaciones hace -por lo menos- ver que el escenario se está poniendo un poco mejor.

“Este es el momento de la lluvia. Estamos contentos y esperanzados, por como se ha dado el clima ahora, nosotros como agricultores requerimos del agua, y esta cae justamente en invierno, como corresponde, así que desde ese punto de vista, estamos contentos”, acentuó el presidente de Socabío.

Finalmente, José Miguel Stegmeier enfatizó que si bien esto es un buen comienzo para la agricultura local, hay que tomar -siempre-  ciertos resguardos, e ir analizando y viendo en base a lo que se vaya dando mes a mes, ya que con los sorpresivos cambios del clima, que se han dado durante los últimos años, no se puede tener la seguridad de un pronóstico normal, que no afecte la producción de los agricultores de la zona.

 

ANTICIPARSE A LOS CAMBIOS CLIMÁTICOS

Como se ha explicado anteriormente, el cambio climático es un tanto impredecible, si bien existen diversas herramientas para pronosticar el tiempo, este siempre tiene un cierto grado de incertidumbre, por lo que el llamado a tomar resguardos está siempre latente.  

Por tal motivo, el ingeniero agrícola, Héctor Tramón Jerez, explicó algunos puntos que se debe tener en cuenta a la hora de enfrentar estos cambios climáticos.

“El cambio climático es algo que ni el hombre ni la ciencia puede detener y sólo nos queda recibirla de la mejor forma y tratar de que su llegada no sea tan traumática como creemos que será. Los animales y las plantas han mutado por millones de años tomados de la mano del cambio climático y esta vez no será la ocasión”.

Agregó que como agricultores no les queda más que recibir a este invitado e incorporarlo su trabajo diario. “Debemos estar consciente de lo que se nos avecina y tomar todas las medidas preventivas al caso, ya que tomar medidas curativas no es mucho lo que se pueda hacer, y si las existiesen serian de un alto valor económico que ningún agricultor estaría dispuesto a desembolsar”, acentuó.

A su vez, añadió que ahora que están entrando a una nueva temporada agrícola, se debe tener en cuenta ciertos puntos importantes, como tener canales y/o desagües limpios para evitar inundaciones de potreros o huertos.

En lo que respecta a huertos, en la labor de podas se debe tener presente que todo el desecho tiene que ser retirado de los huertos y ser eliminado por completo, sin que quede algo en ellos ya que eso es foco para su aparición en la próxima temporada.

Por otra parte, en relación a cultivos de hortalizas y/o invernaderos, el ingeniero agrícola, expresó que se debe tener presente la correcta elección de la variedad a trabajar y conocer las condiciones de nuestros suelos, “ya que ahí está la clave de nuestra rentabilidad, no sacamos nada con realizar los manejos, fertilizaciones, control de malezas y plagas bien, si la variedad es sensible a heladas o exigente a temperaturas mínimas”.

Finalmente, explicó que antes de tomar cualquier decisión de qué cultivar, se debe considerar un análisis de suelo, ya que este arrojará en qué condiciones está el terreno, qué nutrientes tiene y cuáles le falta, “y así estaremos entregando una fertilización correcta y apropiada a nuestros suelos”, concluyó Héctor Tramón.

  


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes