Al parecer tienes el javascript deshabilitado, favor activarlo para visualizar el contenido del sitio.
Los Ángeles, Viernes 20 de Octubre de 2017
ver +
REPORTAJES
Fecha: 07-08-2017
PELIGRO SE EXTIENDE HASTA CONCEPCIÓN
Alarma por planta de plomo que se instalaría en Los Ángeles
Expertos en medicina, biología y agricultura anuncian graves impactos en la salud humana debido a los daños ambientales que produciría la planta, que planea levantarse en un área rodeada por viviendas, una comunidad indígena y una extensa área agrícola y ganadera.
Publicado por Víctor Contreras, LaTribuna

Vecinos, comunidades, empresarios locales y agricultores se enteraron recién este jueves 3 de agosto sobre las intenciones de la compañía Comercial Recimet Limitada de instalar una planta procesadora de residuos plomados en el sector de Laguna Verde de la capital provincial.


La sorpresa fue instantánea y la preocupación inmediata. Tampoco tardaron en generar acciones para impedir que este proyecto sea aprobado, ya que lo califican como una catástrofe en la zona de la cual no se podrán recuperar.


Lo más alarmante para ellos es el efecto en la salud de las personas, no sólo por la cercanía de viviendas y comunidades a este sector, sino que por el agua que se vería contaminada por los residuos y partículas.


Se trata de una laguna y un estero. El estero Paso de Piedra está a algunos metros de donde quiere instalarse la planta, y de sus aguas se abastecen todas las familias del sector, se riegan largas extensiones de plantaciones de alimento para las personas y los animales, los cuales también beben de esa agua.


Ese estero no sólo es fuente de vida para aquella localidad, que por cierto también produce alimentos de exportación, sino que a su vez, desemboca en el río Caliboro, que abastece al río Laja y este hace lo mismo con el río Bío Bío, lo que afectaría a muchas comunas y comunidades, hasta el gran Concepción.


Cabe señalar que la misma empresa ya cuenta con una cuestionada planta de similares características en Calama, en donde también ha habido manifestaciones ciudadanas, y también está relacionada con la clausurada planta de plomo en San Antonio, cerrada tras comprobarse altas concentraciones de plomo en dos niños de una población cercana.



CERCANO A LA GENTE Y LA PRODUCCIÓN ALIMENTARIA
Diario La Tribuna fue hasta el lugar donde se planea construir la planta de plomo, para verificar la cercanía del terreno con la comunidad y su productividad.


Al llegar al sector, ubicado a unos 7 u 8 kilómetros de Los Saltos del Laja, y luego de atravesar algunos campos en un lluvioso día y donde el barro era el principal protagonista, se logró llegar al sitio indicado por vecinos y agricultores.


El lugar ya está delineado en sus límites con varas que indican el contorno del terreno adquirido, en donde se muestra un cartel con el nombre de la empresa y un número de teléfono celular, el cual sonó apagado todo el día, hasta el cierre de esta edición.


Al estar en ese lugar, y camino a él, llama inmediatamente la atención la cercanía de algunas casas, y sobre todo, campos con plantaciones de diversos alimentos, así como también la presencia masiva de ganado que se alimenta en aquellos alrededores.


Sin embargo, lo más impactante es ver como el estero literalmente bordea el mismo límite del terreno planteado para la construcción, en una escena que podía llegar a ser tenebrosa considerando un posible futuro con aquella planta instalada en ese lugar rodeado de naturaleza, gente y producción.    


Para entender cuáles podrían ser los reales impactos de una planta de estas características, el Diario de la provincia de Biobío se contactó con Tirso Cortés, biólogo y docente universitario, quien además fue parte de una reunión convocada por vecinos el pasado sábado, donde también participó el alcalde Esteban Krause.


El académico explicó que “es una situación alarmante porque hay estudios suficientes para entender que el plomo es un contaminante muy persistente en los ambientes”. Además indicó que “daña el sistema nervioso, especialmente de los niños, llegando a producir retraso mental, y en los adultos puede producir cáncer”.


Tras estudiar el proyecto, explicó que “esta planta pretende tratar 170 toneladas mensuales de residuos plomosos, como baterías, chatarra y cenizas de plomo. Estos metales pesados son muy dañinos para el ambiente y para cualquier organismo vivo”.


“Estuvimos analizando el informe de impacto ambiental que ellos presentaron y no están incluidas ni la actividad ganadera de la zona ni las hortalizas que son consumidas acá de allí mismo, y tampoco se consideraron las personas que viven río abajo, desde Los Ángeles hasta Concepción”, relató el especialista.


Asimismo avisó preocupado que “en el mismo documento ellos indican que su efectividad en la planta será de un 99,2%, lo que quiere decir que deja un 0,8% de plomo que saldría al ambiente mensualmente, es decir casi una tonelada y media de plomo al mes”.


“Se entiende que estas instalaciones son buenas para aprovechar de manera eficiente diferentes productos, pero está muy mal ubicado y lo más malo por parte de la empresa, es que no consultó con los vecinos”, puntualizó.



IMPACTO TRANSVERSAL
Para entender el efecto en la salud humana, el equipo de reportajes de La Tribuna, habló con el médico angelino Víctor Huaiquimil, quien contó que “el plomo se va acumulando en el organismo”.


Además agregó que “va produciendo daños especialmente a nivel del sistema nervioso central y también en el hígado, lo que a la larga puede generar enfermedades degenerativas, además de daños neurológicos y hepáticos”.


“Todo el mundo puede verse afectado, no necesariamente niños, toda la población es vulnerable a esta situación. Es un daño que se demuestra gradualmente con el tiempo, por ende no se puede cuantificar de manera inmediata”, explicó Huaiquimil.


El médico quiso ir más lejos, y expuso que “no hay fiscalizaciones adecuadas en Chile, debido a una red de corrupción que existe en nuestro país”.


“Hoy en día en Chile con el trabajo de cualquier empresa que implique un impacto ambiental, no se garantiza que la población va a estar protegida de los daños colaterales. No existe un marco regulatorio y el Estado es evidentemente vulnerable”, remató.


Desde el punto de vista de la comunidad, Marcelo Rivero, vecino del sector, dijo que el proyecto “es muy perjudicial para todos. Viven muchos niños ahí y no podemos permitir que la comuna instale esta planta tan cerca de la gente, porque los efectos son muy dañinos para la salud”.


También se conversó con Óscar Fernández, un vecino que tomó una iniciativa activista por este tema, quien dijo que “esta empresa es experta en no entregar la información que corresponde, la cual ha estado involucrada en las plantas de plomo en Calama y San Antonio, ambas con nefastas consecuencias para su población”.

 

“Nos preocupa nuestro medio ambiente, la plusvalía de nuestros campos, las más de 550 plazas de empleo de nuestro sector, las que se van a ver directamente afectadas”, concluyó.



AMENAZA AL SISTEMA PRODUCTIVO LOCAL
Felipe Ciappa Zunino, agricultor de Los Ángeles, dijo que “nosotros producimos ahí mismo carne, remolacha y maíz, todo para consumo humano, y todo aquello depende del agua del estero Paso de Piedra, que cae directamente de las filtraciones en donde estaría ubicada esta planta”.


“Como productores tenemos que trabajar para que no se instale ahí. No es que esta planta no exista, pero tiene que ser ubicada donde no moleste a ningún habitante ni a los sistemas productivos. En Chile hay muchos lugares donde puede ser instalada”, enfatizó.


Asimismo, Enrique Labbé, médico veterinario y a cargo de una engorda de ganado donde se produce carne y alimento, dijo a La Tribuna que “todo se verá perjudicado, porque la planta tendrá una chimenea que afectará varias hectáreas a la redonda con partículas de plomo”.


Igualmente contó que “nos preocupa el impacto en las aguas, desde donde beben nuestros animales y con la cual regamos toda nuestra producción agrícola. Yo mismo vivo aquí con mi familia, hay muchos vecinos con muchos niños e incluso hay una comunidad indígena que se verá afectada”.


Sobre la cantidad de animales que beben agua alrededor de este terreno dijo que son “todas las vacas en producción que son 300 animales en pradera y 7 mil animales en la engorda, además mis vecinos tienen otros 7 mil animales también para producción de carne”.


“Si ponen esta planta, nos van a liquidar a todos”, finalizó.


Luis Esteban Ortega, vecino del sector de Villa Alegre, vive a 2.1 kilómetros del lugar donde planea instalarse la planta de plomo y fue entrevistado por La Tribuna en frente de la laguna que sirve de abastecimiento para nutrir alimentos humanos. A escasos metros de lo que sería la Planta.


“Esta agua no es solamente para el sistema del riego, porque el estero Paso de Piedra abastece a nuestros vecinos, que somos más de 70 familias”, contó admirando el entorno con tristeza y preocupación.


“No seremos sólo nosotros los afectados, sino que Laja, San Rosendo, Santa Juana, entre otras comunas, llegando hasta Concepción, además tenemos una comunidad indígena que está a  dos kilómetros. Las autoridades y la ciudadanía entera deben tomar conciencia y hacer algo”, concluyó.
 

Visto 11398 veces
l
¿Encontraste un error en la noticia? Avísanos

Envianos tu error

Cancelar

(PROHIBIDA TODA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DEL CONTENIDO SIN AUTORIZACIÓN DE DIARIO LA TRIBUNA)

Noticias relacionadas








edición impresa
ediciones anteriores



ver +
encuesta
¿Es suficiente 5 años y un día de cárcel para un violador?
Guardando respuesta....
ver +
Facebook